viernes, 31 de diciembre de 2010

Cuando calienta el sol...

Hace calor. Mucho calor. Pero es diciembre, hemisferio sur. Lo raro sería que hiciera frío. A Ella le gusta el verano. Mucho. Los días son más largos, te vas de día al laburo y volvés de día a casa. A Ella le dan ganas de hacer mil cosas en esta época. Con calor y todo. Porque lo que mata no es LA CALOR, sino la humedaT. Eso dicen todos, no? Pero no comparto. El punto es el agobio, es la suma de todos los factores veraniegos, incluyendo el del protector solar. La presión, la temperatura, la humedad, la sensación térmica... y contando. Con que se pongan de acuerdo dos de ellos, sonaste. Presión baja y humedad, ponele. Vas casi arrastrada por el piso, se te hinchan los pies y te aprietan los zapatos, el pantalón de vestir se te pega a las piernas, el corpiño lo llevas incrustado en las costillas y el pelo aplastado contra la espalda. Esperás mínimo veinte minutos el bondi, al sol, obvio y viajás parada. A la situación le tenés que agregar en forma de suma algebraica: [la gota que te cae por el escote + (la temperatura corporal x la cantidad de gente que hay en el colectivo) - (el poco aire que circula x la cantidad de ventanillas cerradas)] x el tiempo que tardás en llegar a la oficina.
No hagas la cuenta porque te deprimís. Por suerte llegás a destino y, si trabajás en edificio corporativo como Ella, tenés el aire acondicionado a 30 grados menos que afuera. Te bancás los dedos violeta de los pies durante las nueve horas de laburo, o tenés un par de botas comodín en el armario junto con el sweater bariloche o el poncho para evitar resfriarte semana por medio.
Lo mejor de todo es salir de la oficina y recibir el cachetazo ardiente de realidad en la vereda.
Y viajás de vuelta en condiciones similares, llegás a casa y recibís los abrazos fresquitos de los niños que están con el aire a full y te terminás de derretir, pero de amor.
Igual, eso dura apenas un suspiro, porque cocinar tenés que cocinar y qué elegís? el vapor de la cacerola o el fragor del horno?
Divino. Y ni te cuento a la hora del amor, no? O alguno de ustedes se queda abrazadito en verano “después de”? Ella no. Ella sale corriendo a ducharse y nos conformamos con unas palabritas cariñosas y 70 cm de separación entre cuerpo y cuerpo.
Ya me está bajando la presión... Ella no tiene nada contra el calor, eh? Pero estoy pensando que el calor tiene algo en contra de Ella.

Hace calor...

Por sms, la otra tarde...

viernes, 24 de diciembre de 2010

Santa Cláusula (1994)

Querido Papu Noel:
Me dijeron que estás algo senil y que te está gustando que te digan “papito”, pero a Ella le pareció un exceso de confianza... creo que Papu es adecuado.
No te voy a pedir nada relacionado con Mauricio ni con Cristina porque Ella sabe que te lo están solicitando todos y me parece un abuso insistir con la desgracia ajena. Lo que sí quisiera, si no es mucho pedir, es que trates de extraviar la cartita que acaba de escribirte Boudou.
En otro orden de cosas, me gustaría me trajeras un cargamento de Lexotanil o similar, que me ayude a sobrellevar tres meses con los chicos en casa. Y ya que tocamos el tema de los hijos de Ella, fijate si no te sobran cuatro o cinco metros cuadrados para añadir a mi departamento de forma tal de poder guardar todos los juguetes que les vas a traer a mis niños. Dicho sea de paso, si no es molestia, tratá de manejar el tema de la proporcionalidad entre el obsequio y las dimensiones de mi hogar.
Yendo a lo individual, como sabés, estaremos de vacaciones durante la primera quincena de febrero, así que quería pedirte que el 1 y el 14 esté nublado, sin lluvia y con temperatura promedio de 16 grados. Luego, que del 2 al 13 haya sol radiante y 28 grados a la sombra. No estaría demás que pudieras regular el precio del Dermaglós factor 65.
Otra cosa importante, y espero no estar abusando, es que los vecinos que supongo se mudarán en enero al piso de arriba, sean carmelitas descalzas como para compensar nueve años de taconeo de vecina separada con hábitos nocturnos y chongo de estación al tono.
Como verás, a título personal no te he pedido nada. Ella, si bien no ha sido una graaaaaan ama de casa, ha sido consecuente esposa (vos me entendés, no?) y adorable madre, por lo que creo tener el derecho de solicitar que no le traigas a mi marido la actualización del juego de guerra de la compu, y que si no conseguís el musculoso que te pidió Bigote, al menos le traigas un palo enjabonado. Mi jefa seguramente sabrá darle utilidad y confío que tendrá un 2011 más amable.
En realidad, lo que más me gustaría es que le hicieras un regalo a toda la humanidad. Sería genial que pudieras lograr que no haya niños sin familia, sin casa y con hambre... pero como Ella sabe que sólo no vas a poder, lo voy a dejar para pedírselo a los Reyes Magos. Fijate, a lo mejor los podés ayudar.

Gracias, Papu.

Ella.

PD: por favor, leé bien las cartitas. La que pidió la hermanita es mini-Mi.

Felicidades (2000)

Querido Papá Noel,
Esta Navidad voy a pedirte, antes que nada, que no se parta una paleta del electro-ventilador del auto a la ida, como el año pasado… o que me traigas el repuesto a las doce, para poder volver sin tener que parar cada 2km en el Acceso Oeste. También quisiera que intentes traerme una alcoholemia en cero de repuesto, más que nada porque tengo tanta mala leche que voy a volver a salir sorteada como conductora-designada y no me voy a bancar a todas mis tías, a mi vieja y a mi abuela si no me chupo. Digo.
Después, y ya entrando más en lo material concretamente, quisiera hacer como mini-Mi que pidió un Trineo de los De Verdad con Renos y Todo y, pedirte con descaro un Trineo Renault de Verdad. Yo, a diferencia de ella, no voy a conformarme con un monopatín de Barbie… más bien.
Quiero tarifa plana de energía eléctrica para todo el verano, por el temita del aire acondicionado; diez kilos menos antes de Febrero; buen tiempo pero no zarpado, cosa de no sufrir desde adentro de la oficina pero disfrutar después de las 18 y, si no se puede el pozo acumulado del loto, al menos tres números de La Solidaria.
La paz en el mundo es ambiciosa, la paz marital podría ser… no? Un mundo mejor suena a demasiado, no sé si me porté taaaaan bien, pero un LCD más grande… da?
Mini-Mi agregó a la lista una hermanita. Fijate, no sé, no te voy a decir que NO así tan rotundo. Pero podrías tirarte más para la navidad que viene? Si me hubiese puesto botox ¡todo bien! pero como la navidad pasada me trajiste tetas nuevas yo decía… como para disfrutar un poco más las quince lucas invertidas.
Bueno, no quiero hacer muy largo esto, pensalo. Me parece que habiéndome portado como me porté me merezco, como mínimo, que leas mi pedido. Recordá que este año salí airosa de situaciones como “el cachorro nuevo”, “la crisis de la playstation” y me contuve varias veces de insultar empleados del super en horarios pico. Supongo que podrías pasar por alto las veces que le hice fuck-you! a Bigote, por teléfono, y que no es con vos el temita del sexo sin matrimonio o la autosatisfacción.
Gracias,
Nos estamos viendo…

Mi

PD: Vas a ver, al llegar a casa, que no tenemos armado el arbolito… después de que te lleves puestas las sillas del comedor y pateés las torres de cds te vas a dar cuenta por qué. Dejá los regalos donde te parezca pero… por favor, no al alcance del perrito!

viernes, 17 de diciembre de 2010

...poco aprieta

Ayer, antes de irnos de la oficina...

Mi (17:49 ):
che... Mañana venís a la oficina?

Ella (17:49 ):
Sí, pero después de mediodía porque tengo el acto de fin de año del jardín.
Ella (17:49 ):
Vos?

Mi (17:50 ):
yo vengo temprano... porque antes del mediodía tengo que ir a la despedida del jardín de mini-Mi.
Mi (17:50 ):
tengo que darte un par de cosas para Bigote... pero ayer no te vi y hoy tuve varias reuniones de cierre de año...

Ella (17:51 ):
Ah! Yo la despedida la tuve el miércoles, el acto es mañana, el de la primaria fue el lunes, el martes que viene es la entrega de carpetas del jardín y el otro lunes la entrega de boletines. Menos mal que van al mismo colegio.
Ella (17:53 ):
Bueno, fijate. Si te parece, dejalas sobre mi escritorio y nos hablamos. Tengo trabajo atrasado desde hace veinte días por todas las actividades escolares, festejativas, conmemorativas y gastativas.

Mi (17:57 ):
si, no sé... no sé ni cuando me voy a ir a depilar porque hasta el fin de semana ocupado con asados tengo!!
Mi (18:05 ):
vamos a salir a cenar con la flaca?!

Ella (18:05 ):
Mañana a la noche. Pero antes tengo que terminar de comprar los regalos de dos cumples que tengo en la semana y encargar la carne para el 31 que me toca cocinar y terminar con los obsequios para el arbolito.
Ella (18:07 ):
Viste que hay gente desubicada que cumple años en diciembre?

Mi (18:07 ):
nooooooooooooooooooooooo!!!!!!!! Me olvidé de comprar el regalo del amigo invisible para la oficina! No es mañana???
Mi (18:08 ):
hay gente desubicada que pretende pasar por tu casa a tomar unos mates...

Ella (18:10 ):
Por casa pasarán a tomar mate si me encuentran. No sé para qué armo el arbolito si no tengo tiempo de estar para encenderlo.
Ella (18:11 ):
Si, es mañana. Yo voy a hacer eso ahora. Y después voy a pagar la colonia para el mayor y a reservar los uniformes para el año que viene. Si lo dejo para febrero, no hay.

Mi (18:12 ):
ah... por suerte eso este año no me toca. Pero todavía me falta reservar la cabaña para las vacaciones y llevar el auto al mecánico...

Ella (18:13 ):
El autoooooooooo!!! Tenía que ir hoy a sacarlo del taller!!! Si voy ahora, no llego al colegio para el tema de la colonia... Y si lo dejo para mañana no alcanzo a hacer todo lo que te dije antes de ir a lo de la flaca!!!!

Mi (18:15 ):
necesitaría reforzar con un día extra a la semana de terapia... pero no tengo lugar en la agenda!!

Ella (18:15 ):
Yo tengo una agenda paralela, en una anoto lo que voy a hacer y en otra lo que no. Fijate si te sirve. Manejalo.

Mi (18:17 ):
habría que implementar una tercera... con lo que TE GUSTARIA hacer...
Mi (18:17 ):
y probar con una secretaria

Ella (18:18 ):
Hacer? Ya no tengo ganas de hacer. Ella tendría una agenda adicional para poner lo que quiero que me hagan. Sólo que tengo la sensación de que sería algo reiterativa.

Mi (18:20 ):
perdón, te tengo que dejar que me suena el tel de línea y es mi vieja!! Debe querer coordinar quién hace las ensaladas rusas...

Ella (18:21 ):
Bueno, si no nos cruzamos en la ofi, nos vemos mañana en lo de la flaca. Hay que llevar algo? (plop!)

El que mucho abarca...

Diciembre. 31 largos y completos lunes MUY LUNES.
El cúmulo de actividades hará de este mes, el último del año, el más caliente y gomoso. Interminable.
Para empezar, va a hacer calor (lo hace, de hecho) y eso nos agenda una cita con la recarga de gas del aire acondicionado del auto: URGENTE. Mientras tanto, disfrutá del batido ochentoso a 130 con ventanillas abiertas o, en su defecto, del baño turco pre-jornada laboral. Todo el sol de frente por el Acceso Oeste a Mi me simula la cama solar. Re top.
El calor del auto trae recuerdos y necesidades: vacaciones? Digo, vos te las tomaste en Febrero? Hace una booooocha! Te las tomás en Febrero? Falta un tocazo, también. Para los hijos no, en cambio. A ellos los tendremos en casa desde YA MISMO y hasta Marzo, sin escalas ni excepciones, rompiendo las pelotas a 35° de térmica, con cortes de luz –sin tele, sin aire, sin microondas, sin play- incluidos.
No faltarán este diciembre las avenidas en construcción, los accidentes masivos de tránsito, piquetes, reclamos, festejos y demases que obstruyan el paso de regreso al hogar… o la huída del mismo.
Y, porque para diciembre se nos ocurre ocupar de jueves a domingo todas las comidas (y cuando digo “todas” me refiero a ABSOLUTAMENTE TODAS) para celebrar que nos queremos, que hace calor húmedo y pegajoso o que nuestros hijos pasaron de año y se llevaron pocas (¿?) materias previas, cuando quieras festejar, no vas a encontrar lugar ni en el puesto de panchos de la estación de tren, eh? Porque todos estamos en la misma y nadie quiere poner la casa para el asado con la gente de la oficina, ni mucho menos con la gente del secundario! Suficiente que en el reparto te tocó recibir a la familia completa en Noche Buena y vas a despegar turrón con maní del porcelanato hasta el año que viene…
No va a diferenciarse nuestro bicentenar diciembre, en nada, de los anteriores cuando de sobreestimar al aguinaldo se trate. Comprobaremos, como lo  venimos haciendo hace años, que en Diciembre se gasta siempre mucho más que lo que se cobra. Con “suerte” [ironía], cobraremos diez días antes que el resto del año para, diez días antes, gastar en cinco minutos la plata que debía durarnos diez días más que los próximos once meses. Será la magia de la navidad? O una lección de vida, pendiente de aprender, sobre el pucho del cierre contable? Deberíamos tomarnos algo de tiempo para meditarlo, lástima que ocupadas en la organización del vitel thoné y la fiesta de fin de clases nos vamos a olvidar… y lo recordaremos cuando nos vuelva a pasar.

Mirá, Diciembre me pone violenta. No me alcanzan los días para putear. Menos mal que el fin de año dura sólo un lunes. Un largo y completo LUNES de 31 días.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Y uno... y dos...

No me gusta el gimnasio.  Tengo tres incursiones en  él que han durado, en total y contando días feriados y fines de semana, un mes y medio. Como mucho!!
Odio la ropa deportiva (salvo mi musculosa de dry fit para salir a cortar el pasto), odio las zapatillas con cámara de aire... ahhhhh, ya me agité.
Nunca supe dónde meterme la botellita de Gatorei ni la llave del locker, siempre me parecieron un choreo los "diez pesos el sobre de shampoo y cremanjuague" y no me parece atractivo el flirteo entre sudorosos deportistas. Jamás intentaría, en joggineta y musculosa, tener éxito con los "profes" siempre bien peinados y bronceados, musculosos y (sospechosamente) abultados.
El vestuario a Mi también me causa fastidio. Destesto a la que se seca los dedos de los pies, parada y apoyando el pie sobre el banco, en tanga y tetas. Me molesta la señora que cuida los bolsos que siempre parece estar por acotar "y si te hacés pelvis completa, Pocha??". El vapor me repugna, las duchas me repugnan, las celulitis ajenas me repugnan y a ese par de privilegiadas que la vida dotó con cuerpazos... bueno, las detesto a esas también. Un poco por envidia y otro poco porque nunca encuentro el desodorante distraída mirándoles el culo!
Ya, de movida, subir la escalera del vestuario al salón... me fastidia y me cansa.
A Mi me pasa que cuando me toca hacer abdominales, haciendo mi mejor esfuerzo, la serie de 15 me parece E-TER-NA. Yo, que creo que estoy ejercitando correctamente los oblicuos, de pronto veo la gente que espera su turno para el banco entre carcajadas incrédulas "sólo está levantando los brazos y se toca las rodillas!?", "nooooo, sólo levanta las rodillas!". No ha faltado, en esas escasas oportunidades que le dí al gym,  el calentamiento en la cinta con tropezón incluído, la media hora de bici leyendo Shakespeare al lado de la gente que suda el orto haciendo spining o la clase de step a contramano (todas para un lado! Mi para el otro! Todas para abajo! Mi para arriba! Todas a la izquierda! ... cuál era la izquierda??).
Realmente prefiero lucir una túnica al borde de la pileta o el famosísimo pareo a la cadera. O, directamente, hacer honor a Mi Verdad y ser como soy. Y al que no le guste, que no mire. Que además todavía tengo abuela que me recuerda que estoy "rozagante y se me nota sanita".
No, hay una sola clase de gimnasia que a Mi me sienta bien y no necesito salir de mi casa... y ahí sí, me encanta escuchar gritar ooooocho más!

Ocho más

A Ella le gusta ir al gimnasio. Todo el año va al gimnasio. Un poco por masoquismo, otro poco por placer, otro poco por desconexión. Ni un poquito por estética. El punto es que cuando llega diciembre, no sé si para hacer lugar para el turrón y el pan dulce o para que les entre la malla del año pasado, aparecen los arribistas del verano. Esos que quieren eliminar en treinta días lo que gestaron en once meses. Y entonces surgen una serie de personajes en escena. Pero no hay escena más imperdible que la del vestuario. En una suerte de desfile freak te podría nombrar a “la tímida” que no larga la ducha hasta que se hizo el brushing inclusive. Todo con la cortina cerrada. Y Ella esperando turno, fácil 40 minutos. O a “la desinhibida” que se pasea en bolas por el vestuario. En-bo-las. Sin nada, eh? Con o sin carnes colgando. Depilada o no. Con vestuario semi-vacío o semi-lleno. También a la que despliega el contenido completo del bolso en el banco y tarda 50 minutos en despejarlo y no se inmuta si hay cinco haciendo malabares para vestirse. Está la que se depila en el vestuario. Axilas. Piernas. Y si hace falta, cavado. No comments. O la que hace amigas en paños menores y te enterás de su intimidad en un subir y bajar de bragas. Por qué no la que se produce como para casting en medio del vapor y sale del gym con brillos, taco aguja y vestido infartante más mochila Puma en la espalda. Imperdible la que recién se hizo las tetas y se las va mostrando al resto incluyendo a la que administra el guardarropas diciendo a su paso “si querés tocar, tocá, eh?”, en una suerte de adaptación libre de Moria Casán.

Y también está “la sucia”, que guarda la toalla húmeda en el armario para usarla mañana, “la obsesiva” que ordena el locker como si fuera el archivo general de la NASA, “la práctica” que lo usa como baulera adicional de su casa, “la ekeko” que no alquila locker y se muda para cada clase, la que viene desde la oficina, la que después se va a la oficina... En fin, un zoológico urbano, incluida Ella que va con calzas rojas corriendo tres cuadras desde casa y que va al gimnasio sólo a hacer gimnasia, sólo porque le gusta, tratando de bañarse lo más rápido posible, sorteando obstáculos para volver cuanto antes a casa.

Odio los chismes, detesto criticar, pero todos los años, cuando llega diciembre, Ella no puede evitar pensar en tomarse vacaciones de vestuario.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Re: Chingunbel

No, no y no!
Me niego. Me rehúso a armar el arbolito. A duras penas entramos nosotros tres juntos, al mismo tiempo, en el living... a dónde me lo meto?
Digo, porque en una casa donde el 90% del terreno es eso: terreno... tener que poner el arbolito ¿adentro? No es una ridiculez? Una ironía? Ciertamente lo es.
Imaginate al cachorro, hambriento y aburrido... ya se masticó mis tangas caras, las puntas de un banco de madera, una bolsa de carbón; ya me rompió una bolsa de consorcio llena de residuos inmundos y olorosos, ya se comió dos asientos de bicicleta infantil estilo Barbie y participó activamente del suceso conocido como "la tarde de las Santa Ritas". Ni las cañas de guía dejó! Vos pensás que yo puedo poner un pinito sintético (el de verdad que quise plantar en agosto fue víctima de la misma masacre y quedó al ras de la tierra), enclenque, lleno de pelotitas vistosas, unas guirnaldas y luces? Y no creés que voy a tener que juntar el plástico azul metalizado, picado y baboso, del pasto de los 300 mt2? Llegaré a enchufarlo para que titilen las luces o debería, además, ponerle 220v y un cartel de “cuidado, árbol electrificado” para que sobreviva?
Además, en la última mudanza ese árbol fue a parar al altillo. Casi no me subo a buscar la ropa de verano y vos querés que yo ahora suba por eso? Y a Mi, para rotar adornos, qué me recomendás que suba a cambio? El sillón? O a Mini-Mi?
Igual te aclaro, yo debería comprar luces. Porque siempre las consideré descartables. Son esas cosas que desenrollás y ya no entran nunca más en su envase. Nunca jamás vas a poder guardarlas como vinieron.
No, para Mi no vale la pena. De todas maneras esos árboles horrendos ni se parecen a los de verdad. Esos adornos estrafalarios y las luces que siguen un ritmo frenético… Si total es una celebración de esas que no comparto. A Mi lo único que me gusta de la navidad son los regalos...

Te deseo una divertidísima jornada a puro chingunbel! Vos te perdés los daikiris…

Chingunbel

Mi, no voy a poder ir el miércoles a la casa de la flaca. No se enojen, pero estoy bloqueada. Tengo la agenda que desborda hasta el 23. No es que Ella sea importante, es que tener un hijo en jardín y otro en la primaria duplica los eventos. No puedo más. La fiesta de Educación Física, la muestra de música, la exhibición de natación, la fiesta de fin de año, la entrega de boletines e informes.... Todo por dos. Aaaaaahhhhhh!!!!
Y el miércoles es 8 y los chicos están esperando armar el arbolito. Tarea no menor si las hay. Tengo que comprar el adornito nuevo de este año. Quién inventó eso de que todos los años hay que ponerle algo nuevo? El dueño de Alparamis o es una tradición? Tengo que hacer una expedición a la baulera para rescatar las cajas de Navidad. Si, LAS cajas. La del arbolito, la de los adornos del arbolito, la de las luces, la de la decoración de la casa, la del pesebre...
Luego habrá que armarlo, con la inestimable colaboración de dos gurrumines que harán que el arbolito de un metro veinte con cuarenta y cinco borlas que Ella hubiera armado en una hora y fracción, te lleve medio día. Además, quedará el peso de los adornos sectorizado, se pelearán por poner el pirulo de la punta y alguna esfera perecerá en el intento. Hay que probar las luces y rogá que prendan, sino hay que salir corriendo a comprar, total en estos días no hay nadie comprando, no? Después sigue el decorado de la casa. La casa de Ella tiene 70 m2 y ya tiene taaaaantos adornos que está en punto de saturación. Imaginate sumar los de navidad con sus discretos rojo y verde shocking!! Definitivente, no. Antes hay que sacar los que tenemos. Eso es sencillo, sólo hay que envolverlos de a uno en papel de diario para que no se rompan, ponerlos en caja, rotular y llevarlos a la baulera. Sólo por un mes, eh? Dejalos a mano. Y además esperá, porque los nenes van a traer algún ornamento DI-VI-NO hecho por sus manitos en el cole para sumar a la colección de arte navideño. Reservate un lugar en el modular. Y por si fuera poco, hay que hacer la cartita a Papá Noel. Eso también es tradición o es invento de la Cámara Argentina de Comercio? Bue, igual hay que hacerla. Tipo once de la noche termino. De verdad, a Ella no la esperen.

Ya probaste las luces? Ella no.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Sapo de otro pozo

Me repugna fingir. Odio el compromiso que me empuja a eso. Mirá que no hablo de fingir un glorioso orgasmo, al mejor estilo Sally explicándole a Harry, eh? Hablo de esos tediosos eventos laborales, de las reuniones con "amigos" muy entre comillas, alguna que otra fiestita familiar... o tediosos eventos y punto.
Ahí a dónde, ya de movida, para ir tenés que vestirte como jamás hubieses querido. Seguramente, un agente externo va a colaborar exageradamente en hacerte rozar la locura. O mucho calor, o pocos asientos para tus pies abarrotados en tacos nuevos, o una invitada con voz ultrasónica y neurótica. A eso siempre hay que sumarle que, fija, esto dura más de dos horas extras a tu voluntad. Si vas pensando en volver en una hora, te quedás tres. Si vas por tres, cinco. Y así.
Además, el lugar suele ser en la loma del ojete. Es imposible que del culo del mundo te puedas volver sola. No podés abandonar la situación en la mitad, te toca de principio a fin hablar de Polo, ponele. Y sonreírles a Delfi, Marta y Luisa mientras escuchás al marido hablar de caballos con Hidalgo, Hipolito y Felix. Re taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaap...
Acá no vas a poder contar ni del GPS, ni de los desastres domésticos o las enfermedades de mierda. Acá la gente no se ríe demasiado fuerte, ni estornuda o se suena los mocos. Menos que menos piensa en mostrarle el culo al jefe. Sí, yo también me pregunto: encima hay que sonreír??

Es que justo cuando estés por ponerte en patas y tomar el vino directo del pico de la botella, tu marido va a mirar y va a sonreírte agradecido. Y, en algún momento, va a pasarte la mano por la espalda para susurrarte que esto va a recompensártelo dentro de un rato. Entonces vas a volver a la pose androide requerida... y no te olvides de sonreír, que nos están filmando!

Huelga de princesas

Vía Facebook movil, el domingo por la tarde... "Tengo comprometida la paciencia... mi cara no resiste más el falsete"

Mi: me revienta el compromiso, pagaría por no ir

Ella: Ella ni siquiera pagaría... Si hay algo que no tolero es ponerme la máscara de "mirá qué bien que lo estoy pasando"

Mi: me hace mal el ciclamato de la sonrisas light...

Ella: y el almidón de las caras de cartón...

Mi: el poliuretano inyectado de los peinados de goma!

Ella: y el decorado de museo, y todos parados como estatuas de sal

Mi: me hace maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal! no se puede hacer caprichito como de pendejas (de mierda) y patalear y NO IR?!

Ella: claro que se puede... pero después toca aguantar los reclamos y esos no van dirigidos a la caprichosita, y hay que bancarse el discurso, la catarsis y, además, que te cuenten todo el evento y todo lo que te perdiste

Mi: la cara de ojete es lo peor. Pero el edulcorante de la sonrisa que tengo que poner yo, no me lo banco...

Ella: ojalá fuera sólo la sonrisa... también tenés que comentar sobre el vestidito de Juanita, el nuevo novio de Pepita, la cirugía de Marieta y la casa del country de Luisita
Ella: Tenés que estar en pose y disimular el dolor de cintura, tratar de que no se te corra el maquillaje, y que los chicos no desarmen el vip. Todo eso sin levantar la voz, por supuesto

Mi: un vip!? sos muy top... yo hablaba de asados interminables, o té y masitas que sólo se bajan con una patada de un burro... cosas más de barrio, compromisos familiares, ponele

Ella: eso a Ella no le pasa... de familia somos los que somos y punto. El tema son los extras, viste? con o sin vip, pero esos casos en los que te sentís sapo de otro pozo... No a todos les parecen deliciosos los errores.

Mi: como un videoclip lleno de maniquíes? qué horror! si al menos estuviesen desnudos...

Ella: si estuviesen desnudos les veríamos las marcas del botox y el metacrilato. Ella no nació para princesa, nena... no podría ir con cara de pelotuda de evento en evento. Definitivamente no tengo sangre azul en las venas.

Mi: Sangre azul... de Blue Curacao

Ella: Claro... por eso no es azul la de Ella... Prefiero un fernet.

viernes, 19 de noviembre de 2010

...y muchas nueces

Cuanto mito hay alrededor de las fantasías sexuales de las mujeres, eh? Que un negro con calce XL. Que una fiesta de adoración rodeada de aborígenes viriles, aseados y hermosos que tántricamente nos poseerán en forma ordenada y cálida. Que un par de mujeres estimularán nuestra zonas erógenas acertadamente sólo por conocimiento por paridad de género, entregándonos a un macho portador que mira y se excita esperando el turno de satisfacernos ampliamente por autopista y colectora...
Cuánto mito!!! Cuán lejos de la imaginación austera que nos ha quedado con el suceder de los acontecimientos de la vida cotidiana...
No es que Ella reduzca sus fantasías a cerrar los ojos y creer que justo ahí está George Clooney, pero la cuestión de tener que programar y estudiar tanto los momentos complica las cosas.
Ahora para dedicarse a una maratón Ella tiene que despachar a la cría. Y son dos. Nada de un ataque de pasión en el auto porque primero hay que desplazar los cochecitos que los niños dejaron por ahí, sacar las sillitas de viaje y pasarlas al baúl y, por supuesto, no olvidar ni una media en el embate.
Los consejos de la Rampolla no aplican a casados-con-hijos. Imaginate que te compraste un par de “juguetitos”... a dónde los guardás? En la mesita de luz... y un lunes llegás a casa y están tus hijos con un amiguito que vino de visita y con “eso” en la mano. No, la mesita de luz no. En el costurero... no, tampoco, mirá si un día van a buscar la tijera. En el botiquín del baño... no, capaz que necesitan una curita y lo ven. En la parte de arriba del placard... Ah, no... ahí escondés los juguetes que les quitás cuando no quieren guardar... Ya sé! Adentro de una valija con candado y llave en la baulera del subsuelo del edificio. Listo. El día que lo quieras usar lo vas a buscar, te vas a la baulera donde siempre es sencillo encontrar algo y cuando volvés, sucia y transpirada, tu marido ya se durmió. Acordate de volver al subsuelo a guardarlos, eh? No los vas a dejar en la mesita de luz.
No es fácil. Y los extras para la producción no son económicos, y te empieza a picar la conciencia, no por la distribución del ingreso, sino por la distribución del gasto. La cofia de mucama o los Gogos que pidió el mayor? Un par de esposas y el látigo o las figuritas de Toy Story para el chiquito? Visitamos el sex shop o aprovechamos la oferta de la Master Card y cambiamos las cuatro almohadas? Y vos te querés disfrazar... Fijate, quizás puedas reciclar lo que te sobró de la fiestita de Halloween del jardín de mini-Mi.
Ay! Ay! Las fantasías... temo que con los años se reduzcan a soñar con el segundo orgasmo en una noche... O con uno... Menos mal que aún falta mucho para eso. Creo.

Poco ruido...

El miércoles, por SMS...

 
 

viernes, 12 de noviembre de 2010

RE: Yendo de la cama al living (acústico)

Nooooo!!!! Nena, te estaba escribiendo un sms porque Ella mañana tampoco va a ir a trabajar. No me quiero imaginar la cara de Bigote con dos empleadas menos!!!! Se le adelanta la menstruación. Te lo firmo. El tema es que no puedo caminar, me duele la pierna de un modo indescriptible. Parece que se desplazó una vértebra lumbar, me dieron 72 hs de reposo. SETENTAYDOSHORAS!!!! Vos sabés lo que eso significa para Ella? Los médicos deberían tener colgando del cuello una varita mágica, no un estetoscopio. Lo que me preocupa de faltar es que cuando vuelvo, tengo que hacer tooooooooodo lo que no hice mientras estaba de reposo. No pensarás que le van a derivar el trabajo a alguien, no?

Nadie que me conozca puede pensar que voy a permanecer tres días en cama. De hecho no encuentro posición en la que no me duela. Todo el día estuve así. Los chicos miran desconcertados. Claro, me piden algo y les digo: "por favor, pedile a papi". Obvio que la respuesta de papi es: "preguntale a mami a dónde está". Es que nunca ninguno de los tres sabe a dónde están las cosas???!!! Por otro lado, para ellos también tiene su lado bueno, porque ven la posibilidad, por ejemplo, de evadirse algunas "burocracias" como bañarse, apretar el botón del inodoro después de hacer pis o lavarse las manos cuando llegan del cole. No sé si piensan que no me doy cuenta, pero la verdad es que no tengo ánimos de discutir. También ocurre que, como bien decís, comer hay que comer... pero como esta vez no estoy en condiciones de cocinar, aparece la siempre bien mentada "comida chatarra", empanadas, panchos, hamburguesas, pizza y seguí contando. No los veo muy preocupados porque no les hago la comida, eh? Y también prefiero que la compren hecha, no me imagino darles indicaciones desde la cama acerca de cómo picar una cebolla o dónde está la asadera del horno.

Las cosas que hay que hacer todos los días son modelos mentales de Ella y Mi, para ellos no es importante barrer, ni poner el lavarropas, ni guardar los juguetes. La migas se pisan, ropa limpia todavía hay en el placard y los juguetes se pueden patear para un costado y dejan de molestar.

Suerte que el marido de Ella tiene algunas cosas claras y aún no pretende el divorcio. Así que los platos están lavados, la mesa limpia, los uniformes doblados, las mochilas preparadas y los hijos desayunados y merendados con leche, como corresponde. Desde el trabajo me manda mensajes cada media hora preguntando cómo estoy y en casa me colma de cuidados. Además, mis niños no paran de llenarme de besos y abrazos, por supuesto golpeando mi pierna en medio de tanto amor. El mayor insiste en preguntarme en qué me puede ayudar y el menor me tapa de dibujitos y no deja de alternar lo que hace con escapaditas a mi cuarto.

También extraño los cuidados de mis viejos, pero no cambio el desorden y el amor de mis tres hombres por nada del mundo.

Yendo de la cama al living

Che, mañana no voy a la oficina. No me siento bien…

Creo que tengo fiebre, aunque viste que a mi no me sube Oh! Cuánto! Pero debo tener algo de temperatura porque me siento como si hubiese pasado por encima mío el rodillo ese con el que aplastan el asfalto. Me duele la garganta, los ojos, los huesos.

Me parece que me quedo en la cama. Bah! Viste que en la cama todo el día es medio difícil… mini-Mi anda dando vueltas y si me ve en la cama viene a ver dibujitos conmigo y termina saltándome encima como 100% lucha. No voy a dormir hasta tarde, porque seguro me levanto a preparar el desayuno y como a esa hora la casa está tranquila voy a aprovechar para hacer la lista del super y de la verdulería. Además, voy a tener que poner un poco de orden porque, como hoy tampoco me sentí bien, se acumularon platos para lavar y ropa en el tender para guardar. Repasar el baño, la cocina… barrer. Son esas cosas que hay que hacer todos los días. Al menos la siesta creo que voy a poder dormir, porque al mediodía prepararé el almuerzo y de paso la vianda para pasado mañana, y adelantaré la cena. Comer se come igual, aunque a mi me duela todo…

Pensar que cuando era chica siempre, el domingo a la tardecita, deseaba con el alma enfermarme mucho durante la noche y amanecer destroyed para que mi vieja dijese: Ay! No! Tenés fiebre! Mejor te quedás! Cómo extraño sentirme mal en la casa de mi vieja, boludaaaa!! Que venía con la comida en una bandeja a la cama, me prendía la tele, me preparaba la ropa para cuando salía de bañarme… que me firmaba la nota del cuaderno de comunicaciones explicando que tenía gripe o anginas, que por eso me quedaba. Que me traía algún chocolate del kiosco y obligaba a mis hermanos a hacer silencio para que yo descansara!

Ahora, siempre que me siento un poco afiebrada rezo. Le rezo a Ford para que no sea nada.

Como te decía, no me siento bien. Creo que mañana voy a ir a la oficina igual. Porque siempre que me siento mal y me quedo, laburo el doble!




yendo de la cama al living - Charly García

viernes, 5 de noviembre de 2010

Un mundo feliz

Halloween 2010, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Mini – Mi con un gorro de bruja (naranja), las uñas y ojos pintados de negro, en uniforme azul, salta encaprichada reclamando una calabaza (de plástico) llena de caramelos (sabor mango-maracuyá y kiwi-melón) más cara que las calabazas de invernadero de la verdulería.
Nosotros no somos irlandeses, ni hijos o nietos de irlandeses. No somos, ni rozando, nada cercano a lo sajón. Somos más latinos que la mierda, y vamos a festejar el día de brujas yankee? Con qué objeto? El de la festividad religiosa pagana seguro que no. Esto a Mi me huele a comercial-comercial, más comercial que egresado del Pellegrini (cuak).
Eso hace que Mi abuelo esté sumamente indignado. Y la cara de orto, sumada a que se apagó los audífonos, hace imposible cualquier tipo de explicación. Ni siquiera la que dice que el festejo es impulsado por la profesora de inglés del colegio. No lo conmueve, tampoco, el metro-cero-cuatro que salta gritando: “Jalogüín! Jalogüín!!” Está indignado de ver a su bisnieta festejar. Y refunfuña. Se lo oye, entre dientes, escupir: “nos robaron las Malvinas y encima festejamos?”. Pero eso mismo se le oye decir cuando ve a Beckham por tele, cuando se escuchan de fondo los Beatles e, incluso, cuando pronuncia tal como se lee A-LIO-GÜE-EN y alguien osa corregirlo.

Por otro lado, en el cotillón de la otra cuadra de la estación Moreno (Km 40 en el Gran Buenos Aires) venden: guirnaldas de murciélagos (verdes), dientes de drácula (talle XXL, juntadores compulsivos de babas asquerosas), disfraces de pirata (del tipo “del Caribe”) y algún atuendo de princesa medio decolorado (de esos que no se vendieron en primavera).
El panorama se extiende, te venden cualquier cosa con la misma excusa. Y lo que no te vendan ahora, te lo van a querer encajar para San Valentín, San Patricio o El Día de Acción de Gracias. Ni la más puta idea qué se festeja, qué se conmemora, ni cuál es el origen o lo que nos obliga a participar… tendremos un límite?
No lo creo, la globalización nos une, nos empareja, nos mimetiza… mientras no nos divida en Alpha's y Epsilon's!

http://www.taringa.net/posts/ebooks-tutoriales/1520503/Un-Mundo-Feliz--Aldous-Huxley.html

El fantasma de Canterville

El lunes, durante el almuerzo...

Ella (01:08 ):
Estás ocupada? Te quiero preguntar algo.

Mi (01:09 ):
Sí, pero como es la hora de almuerzo puedo chatear... qué pasa?

Ella (01:09 ):
Quería saber si en tu jardín plantaste calabazas...

Mi (01:10 ):
Eh? Estás borracha? En mi jardín puedo llegar a tener cannabis...pero calabazas!? Jaaaaaaa

Ella (01:11 ):
Plantá y vendé. Haceme caso, es negocio. No te llegó la notita del jardín para que disfraces a mini-Mi?

Mi (01:11 ):
Pero la calabaza es de otoño...
Mi (01:13 ):
Ahh siiii

Ella (01:15 ):
Ah!!! Es por eso!!!! en el hemisferio norte es otoño... Por eso te cobran una puta calabaza de cotillón a precio oro!!!!

Mi (01:16 ):
La de plástico!? Claro, está bien cotizada...eso y las guirnalditas de murciélago.

Ella (01:17 ):
Si, si... murciélagos, arañas y ratitas de goma, caretas de calaveras o de fantasmas, telarañas de fantasía, peligrosas hoces de plástico... ideal para niñitos de 3 o 4 años

Mi (01:18 ):
igual conseguís caro, además, un montón de cosas que se quieren sacar de encima del día de la primavera, o de la navidad pasada...ponele!
Mi (01:18 ):
alitas de hada-princesa, disfraz de jack sparrow, chascos varios, etc...

Ella (01:20 ):
Totalmente... y lo peor es que los superproducís y después resulta que los pibes no se bancaron ni media hora el traje puesto y la pintura les dió alergia

Mi (01:21 ):
Horrible el cuello de la chomba /carísima/ del uniforme manchada con la pintura negra!!!

Ella (01:22 ):
Siiiiii... además, esas "ricas" golosinas que comen tienen todas colorante naranja, verde, violeta y negro... Colorantes permitidos... pero permitidos para el estómago, no para el algodón de la remeritadeluniformequetelavendosóloenelcolegioa80mangoseltalle3.

Mi (01:23 ):
todas esas golosinas que detesto cualquier otro día y prohíbo aún más el día de HALLOWEEN. Qué mierda festejamos?

Ella (01:24 ):
Ah! es un festejo? Más de una vez vi chiquitos llorando del susto con los fantasmitas y los esqueletos.
Ella (01:24 ):
o con los dientes de drácula de plástico "diviiiiiiiinos" que se los pasan de boca en boca llenos de saliva...
Ella (01:25 ):
y después les enseñamos a no compartir el vasooooooo

Mi (01:26 ):
esos dientes están dando vuelta por mi casa...es extremadamente asqueroso el olor a baba seca que largan!!!!
Mi (01:26 ):
sabés la de monstruitos para la propaganda de lisoform que guardamos ahí!?

Ella (01:27 ):
qué ascooooo!!!! y Ella que les quema el cerebro para que se laven las manos antes de comer... que no se toquen los pies mientras comen.... Puaaaaajjjjj

Mi (01:28 ):
eso de salir a gritar "truco o treta", viste? por mi casa se usa más la de aplaudir y gritar "algo para comer, doña?"

Ella (01:29 ):
totalmente... Cuando a Ella le tocan el timbre es porque alguno se olvidó la llave o el tristemente célebre "tiene algo para dar?"

Mi (01:30 ):
unos dientes de drácula te sirven???
Mi (01:30 ):
entregalos la próxima que te timbreen.. eso, el gorro de bruja, las guirnaldas y los tacos de princesa

Ella (01:32 ):
junto con un par de anteojos con ojos móviles, un pasamontañas de calavera y la famosa hoz para que se corten las venas.

Mi (01:33 ):
la careta de scream? esa dejámela para cuando enchufe el narguile al usb...

http://www.funcaragol.org/ftp/libros/pdfbooks/fantasma.pdf

viernes, 29 de octubre de 2010

Re: Algo personal (nos sobran los motivos)

Sube. Todo, menos las tetas y el culo, sube.
Me aumentaron el jardín, la luz-el gas-el cable, la medicina prepaga. Ajustaron el alquiler, el seguro del auto, los peajes y (constantemente) el combustible.
Suben los choclos, los pepinos y las bananas. Pregunto: no nos saldrá más barato hacernos una ensalada de lechuga y consoladores de látex?
Los gustitos son lujos. Los lujos, ridículos despilfarres de bacanes.
“Todos flotan, Georgie”. Sí, esto es una película de terror. Pero si no te acordás de la película… ya ni al video club se puede ir!
Las nueve horas más el viaje, el adiós a los ticket restaurant, los premios cada día más “castigo”, los esfuerzos que se parecen al calvario… qué ganas de mandar todo a la mierda! Si no fuese porque hay responsabilidades, a Mi me vendría muy bien andar en chancletas vendiendo pachuli en plaza Francia.
Lástima que, como todo sube, el kilo de arroz integral está caro como el litro de detergente concentrado. El Magistral te debe hacer un buraco en la panza, pero rinde, eh? Qué sarcasmo pagar dos kilos de nalga y que me duela la colita de cuadril!
“Deme dos!” Pse… dos comprimidos de paracetamol, por favor, que se me parte el bocho de tanto putear.
A vos no te pasa que terminás de los pelos con tu marido, pero ya no porque cometió un gasto desmedido sino, porque se confundió y usó el efectivo disponible para pagar en el super cuando era para cubrir deudas?
A Mi me llamaron por teléfono para ofrecerme la misma previa de la mesa larga y la palmada vaselínica en el hombro. Preferí el golpe seco por interno. Así al menos pude esbozar un “fuck you” al aire y soñar con que alguna vez nos vamos a ir de acá, mostrando el culo, por la puerta grande.
Yo ya sabía que el aumento era más mentiroso que Pedrito y RRHH más irreal que el Lobo. Por eso preferí que me lo dijeran por teléfono. Así cuando me quisieron alentar ofreciendo más responsabilidades, me toqué una teta. Minga!
Y me acordé. Todo sube. Inclusive las tetas, querida.
Si hoy tuviese que pagar estos implantes, me alcanzaría únicamente para el pomo de fastix.

Algo personal

Te cuento algo? Recién vuelvo de una reunión con la gente de Control de Gestión en la cual se pretendía verificar la forma de contabilización de los ingresos a través de una nueva interfaz de Sistemas. Anecdótico. El punto es que en un momento me preguntan: “y vos qué hacés con los ingresos”… y no pude evitar mirarme el bolsillo.

Ingresos? Ella tiene egresos, no ingresos. Cuando llegan los ingresos ya fueron superados por los gastos a cuenta. Gastos a cuenta de los zapatos de Charkany? De las carteras de Prüstte? De la ropita de Wantama? Nooooo!!!! Del super pagado con la tarjeta porque sino no se llega a fin de mes, de la matrícula del colegio de los hijos para el año que viene financiada en cuotas, de las expensas en las que la mitad del edificio no paga pero al encargado hay que pagarle igual… Y hablando del encargado… Cómo hace para que le suban el sueldo? Cómo es que su sueldo se ajusta y el de Ella no? Cómo es que cuando le pido a mi jefe hablar de mi sueldo siempre obtengo el “es un tema de Recursos Humanos”, “los jefes no manejamos los sueldos”… Evidentemente “De eso no se habla”.

De lo que sí se habla es de la REESTRUCTURACION, viste? Revuelven el organigrama y te cambian de área, o le cambian el nombre a tu puesto, o vuelan una gerencia y te mudan de piso y vos te llevás tu trabajo, seguís haciendo LO-MIS-MO-CON-O-TRO-JE-FE-EN-O-TRO-PI-SO. Eso es genial, seguramente alguien con eso justifica su función cambiando para que nada cambie. Así que prestá atención al movimiento por las dudas que te toque. No todos los movimientos son agradables, eh?

Para movimiento agradable está el del sueldo. La expectativa de movimiento. Mínimo que te lo muevan por inflación. Aunque sea por el índice del INDEC, por lo menos. Y te llaman a una sala de reunión, grande, con muchos sillones y una mesa laaaaaaaaaaaaaaaaarga, así te sentís importante y te lo anuncian. Tu jefe te llama y con cara de “lo único que tengo es un ancho falso”, te dice que te va a informar el incremento que resulta ser casi tan representativo como lo es el vainillín a un bizcochuelo. Cuando querés hacer uso de tu derecho a réplica resulta que te salen con el “no, mirá, yo sólo te lo comunico porque esta decisión no la tomé yo… los jefes proponemos y en otro lado ajustan”. Parece sacado de una tira de Dilbert. A dónde queda “el otro lado”? Es el lado oscuro? Es el lado de la fuerza? Evidentemente es el lado opuesto. Opuesto por el vértice, y el vértice es Ella, de un lado las cuentas que suben y del otro el sueldo que saluda en la boca impertérrita de alguien que debe vivir una realidad virtual o no importarle un bledo de lo que le pasa al que tiene enfrente. Eso sí, en la misma reunión aprovecha para decirte que como sos TAN eficiente y responsable y siempre cumplís con tus objetivos, tiene un trabajito adicional para darte.

Suerte que es mi jefe y no es mi amigo. Entre esos tipos y yo hay algo personal.

viernes, 22 de octubre de 2010

...amanece con niños

Me hiciste ir a revisar el cajón de los camisones... Sí, ahí están los camisolines. También los conjuntos de encaje, los portaligas y algún atuendo “especial”. Estar están. Lo que Ella además pudo ver es que se están poniendo algo amarillos.
Y estaba pensando que la diferencia no la hace la cantidad de hijos, sino el simple hecho de que están ahí. Uno, dos o seis.
Ya con el primero cerrás la puerta, sin llave, pero con el perchero atrás así, si la abren, entre el ruido y el susto, mínimo te tapás. Lo del mute es relativo, si se te escapa algún sonido, a las edades de los míos todavía les podés decir que te dolía la panza o que te golpeaste el dedo meñique del pie con la pata de la cama, todo dependiendo de la intensidad del sonido que se te escape.
Lo de las maratones fílmicas de punta a punta del departamento ya fue. Ahora son superproducciones estelares y exclusivas ALGUN sábado en que lograste colocarlos con los abuelos. El mañanero tenés que adelantarlo bastante, porque entre el mañanero y el laburo, está el cole de los pibes. El furtivito se va complicando, arrancarse la ropa e ir dejándola tirada por el piso sería como dejarle piedritas a tus Hansel y Gretel para que lleguen al dormitorio y te sorprendan en pleno clímax.
Del calendario tenés que descontar los días que tienen fiebre y se pasan a la cama de Ella, ‘ESOS’ días, los días que tienen pesadillas y te piden que te quedes en su cuarto, los días que El se queda a trabajar de madrugada para que alcance la guita para pagar el colegio con el campamento de fin de año inclusive… Pero no te deprimas, no todo está perdido, podés descubrir posiciones nuevas bajo las sábanas y darte cuenta de que aún conservás algo de flexibilidad. Podés agarrar cierta habilidad para no tropezarte con el perchero que pusiste detrás de la puerta cuando quieras ir del cuarto al baño a lavarte semi-en-bolas. Te vas a dar cuenta de que aún, ese hombre que tenés al lado, te sigue dando ganas de darle con todos esos contratiempos, con la bombacha de algodón en lugar de la encaje y quizás EL con las medias puestas para no perder tiempo en sacárselas.
En fin, es bizarro, pero tiene su encanto. Mientras que en el cajón de Ella no aparezcan corpiños reductores y trusas, creo que está todo bien. Y sí, garchar es lo de menos. Lo importante, aunque se despierten, es que ellos están ahí.

La que se acuesta mojada...

Che, hace mucho que no te comprás un camisolín??? Y cuánto hace que no te ponés un conjunto de microtul elastizado de esos de más de dos gambas el centímetro cuadrado?? Ah, es que acabo de encontrar un cajón, buscando dónde guardar más repasadores, lleno de lencería sugestiva en desuso.
Eso.
Más que nada lo que quería saber es si entre un hijo o dos hay diferencias muchas… no, no es que esté pensando en tener otra, más bien estoy buscando consolarme pensando que a vos te cuesta más que a mi tener una noche apasionada sin caer en “la puerta cerrada pero no con llave para que no se asuste, no muchas luces por si logra entrar, en mute para que después no pregunte, con una sábana encima mínimo o directamente vestidos, etc”.
No es que esté demasiado compungida por la baja entre las tangas que acaba de ser mordida por el cachorro de Labrador, nop. Tampoco es que me moleste demasiado que se luzca más el encaje cuando me agacho en el supermercado que a la hora de los bifes. Ni siquiera haber encontrado que mi último corpiño taza soft se utilizó como “anteojos de aviador” a la hora de jugar.
Es que estoy viendo si más o menos la pasión de todas las parejas, a modo de autodefensa, rota hacia la sequía anticonceptiva permanente. Como una regla de tres indirectamente proporcional: a mayor cantidad de integrantes en la familia menor número de orgasmos conseguidos por mes. O algo así.
Lo importante, me está empezando a parecer, es ser realistas. No estoy pensando en tener otra pero lo que habría que pensar bien es en qué momento podríamos, llegado el caso, practicar.
Hace mucho… no? Y te acordás, a tu hijo más grande, cómo lo hiciste??? Ja, olvidate. El tercero pedíselo a los Reyes, y después regalale a los tres un viaje a París en cigüeña… a lo mejor podés recordar lo que eran las maratones que arrancaban en la cocina y terminaban en el baño!
Coger no cuesta nada. No mientras no tengas, además, que buscar una banda horaria predeterminada. Mientras no haya que preferir los fines de semana, las polleritas livianas, olvidarse de las posiciones aprendidas en la primera mitad de la veintena y de los gemidos dignos de RedTube. No, si al final: conseguir acabar va a ser como un premio, ser multiorgásmica una ostentación innecesaria.
Garchar, es lo de menos. Lo importante es que no se despierten.

viernes, 15 de octubre de 2010

Las 24 horas de Le Mans

París - Dakar, un poroto. Otra que los Patronelli.
El día de la madre se corre, boluda, más que todos los días. Infernal!
Corrés porque tu vieja te espera y, también, espera a tu hermana, a tu cuñado, a tus sobrinos. Y, correrás con el asado atragantado porque, a la hora del mate te espera tu suegra. Que no te espera tanto a vos, sino más bien a tu marido, pero el afán de ir en manada a todos lados hace imposible que dividamos tareas ni siquiera el día en el que a Mi me encantaría quedarme en pijama y sin lavarme los dientes al menos hasta la hora de la siesta.
Siesta? No, porque con tu vieja festejás el día que lo remil parió por una punta y, con tu suegra, se festeja en la quinta de la tía, ponele. Entonces te pasas medio día tuyo subida al auto que va a recalentar seguro.
Casi como elegir festejar tu cumpleaños un cambio de quincena en la Ruta 2 camino a Mardel. Un bajón. Todo para que siempre haya un par de enculados, porque llegaste muy tarde, porque te fuiste muy temprano, qué sé yo! Y vos, sonriendole a los hijos, que en honor a tu día, dibujaron con tizas un cartelito pero apoyaron las manos sobre el acolchado y las cortinas, y además en las paredes del living. Y a Mi, que me vendría muy bien pasarme el día de la madre tomando vodka con jugo de naranja mientras tomo sol, me reclaman en lo de la Abuela, porque están todas las tías que también festejan.
Pero el día de la madre no es mío? Festejar qué? Festejamos?
Porque cuando te acuestes, tipo una y media de la mañana, pensá: vos festejaste? O vos hiciste los dos flanes grandes para llevar al asado, el kilo de scons para el mate, bañaste hijos antes de salir y antes de acostarlos y hasta las viandas para mañana?!
Y a esa hora, después del turismo carretera, llegá a la cama y pensá: festejamos?
Ojo, no sea cosa que el año que viene, además, tengas que cargar con el bolso con pañales y cambiador!!

El día "D"

El lunes, desaprovechando el feriado, por chat:

Mi(03:00): zonza…

Ella (03:01 ): Bbobba… Estoy semi-indignada... viste las publicidades del día de la esclava? digo de la madre?

Mi (03:04 ): las del día de la pelotuda? digo, de la puta que te parió?
Mi (03:04 ): perdón, me tienen igual de molesta...

Ella (03:08 ): Y sí... algunas son graciosas, pero les metería el chiste justo por ahí... Viste la de los fideos? Por qué no se quedaron con la de Diana Arroz?? jaaaa? jaja? jejeje? Hay que hacer un curso para usar fcbk???

Mi (03:11 ): yo pedí el GPS, me convenció Nati Oreiro... me gustó como adoctrina a la nena en Garbarino y le explica que la madre es una estúpida que no sabe preguntar "Corrientes es mano para el bajo?" y hace malas maniobras permanentemente, además de llegar sistemáticamente tarde a todos lados...

Ella (03:12 ): Ella está contenta de estar casada a estas horas... porque la de la novia que tiene que pasar mil tipo de aprobaciones DE-LA-SUE-GRA para terminar siendo invitada a cenar por celular es mortal. Si no estuviera colocada, en este momento me buscaría un huérfano.

Mi (03:14 ): me encantaría que ofrecieran para el día de la madre el juego de llaves tubo Bacco.
Mi (03:14 ): siempre tienen que ser depiladoras, planchitas, balanzas de baño?

Ella (03:16 ): Ahhhhhh!!!! me hiciste acordar... viste la de los electrodomésticos RETRO? Si a Ella le regalan la minipimer de acero inoxidable, todo bien, porque me gusta cocinar... pero si me toca la plancha o la aspiradora las dono a algún servicio de limpieza corporativo, mirá.

Mi (03:17 ): el año pasado esa misma empresa ofrecía lavar la ropa sobre un abdomen de "seis casilleros" muy funcional, te diré...

Ella (03:18 ): Pero eso es oooooooooooooooootra cosa, nena... Así Ella también lava la ropa a mano... Hasta las sábanas King te lavo ahí.

Mi (03:19 ): y después salís sonriente, como la /mamita/ feliz porque en su día le regalan la "Erección del Boston Medical Group"... menos mal que esa es gráfica y todavía no hay que explicársela a mini-Mi

Ella (03:22 ): Bueno, pero para gráfica tenés la de las planchitas: "Mamás con glamour"... entonces te planchás el pelo para cagarlos a pedos cuando no juntan los juguetes justo el día que vos limpiaste y ordenaste tooooooooooooodo el cuarto de ellos. O te hacés el brushing para bañar al chiquito y que te empape la cabeza con los barquitos.
Ella (03:22 ): Eso sí... siempre una diosa parisina, eh? calzas, ojotas y planchitas.

Mi (03:23 ): evidentemente esas publicidades salen de la cabeza de un machista de mierda...
Mi (03:24 ): lástima que esos idiotas son hijos y esposos y padres... está claro que las madres y las esposas le reafirman el modelo, y juntos se lo enseñan a los hijos...

Ella (03:32 ): Por suerte mis hijos me ven cambiar cueritos y desarmar el lavarropas tanto como pintarme las uñas y cocinar. Y al padre, que vendría a ser el buen marido que me eligió, lo ven arreglar la ventana o el auto tanto como lavar los platos o coser los botones que Ella jamás coserá.

Mi (03:34 ): je... jjjee o ja ja ja?
Mi (03:34 ): che, qué te gustaría recibir este día de la madre??

Ella (03:36 ): Me gustaría que fuera sorpresa, por ejemplo.

Mi (03:37 ): (que te hicieran otro hijo que justifique el regalo???)... Este día de la madre, hacele un pibe... Hotel Tú y Yo...

Ella (03:39 ): esa sería una buena idea para los publicitas, ves? Qué están haciendo los marketineros de los telos, eh? Imaginate: "Si querés un hermanito, regalale a mamá un turno"

Mi (03:42 ): en el día de la madre (un nenito llorando de fondo) yo festejo en Hotel Otelo... (salta el marido, con el nene lleno de mocos a upa) por colectora!

Ella (03:46 ): AAAJAJAJAJAJA!!! o debo decir jeje! o ja! cómo se ríe uno por msn? Cómo si estuviera en pedo?
Ella (03:55 ): Ves? ahí tenés otra... en qué están pensando los productores de bebidas alcohólicas? "Regalale a mami un whisky y que se ría de todas tus cagadas"... no me digas que no vende, eh?

Mi (03:56 ): yo, si fuese Klishtina, haría campaña también en el día de la madre: Ahora que despenalizamos la tenencia, fumate un porro con tu mamá!
Mi (04:03 ): o: Una ley, un sólo regalo. Matrimonio gay, un país en serio...
Mi (03:47 ): obviamente que como hijo de un matrimonio gay de hombres me sentiría más que afortunada en este momento... si mamá fuese papá hoy no me estaría generando un gasto extra sin un aguinaldo cerca...

Ella (03:48 ): No sé, eh? Ella lo pensaría... mejor distribuir el gasto entre junio y octubre a tener que desembolsar doble en junio y antes del aguinaldo!!!

Mi (03:50 ): si fuesen mamá y mamá o papá y papá, de todas formas, estaríamos viendo para dónde goma correr el domingo en "el rally del día de la familia"...

Ella (04:10 ): pero para eso está la publicidad esa de los arcos dorados que como no registran que corremos 20 km diarios para trabajar, llevarlos al cole, ir a buscarlos, hacer las compras, llevarlos al cumple del amiguito, hacer la comida, bañarlos... bla, bla, bla... nos invitan a correr 5 km más. Bueno, te dejo que me hiciste acordar que tengo que armar mi fixture.
Ella (04:11 ): Beso.

viernes, 8 de octubre de 2010

Lost

Vía Facebook, el fin de semana... "Lo acepto. cuando no se me ocurre qué hacer, seguro se me ocurre qué deshacer..."

Ella: ya te la estás agarrando con las camas revueltas...

Mi: o con el calzado...

Ella: o con el horno...

Mi: o la televisión, ponele...


Ella: o con las puertas abiertas...

Mi: o las tazas sucias sobre la mesa...

Ella: o con dejar tooooodas las cosas del desayuno sobre la mesada...

Mi: o con dejarlas en la mesa de luz...

Ella: o la cucharita adentro del frasco de mermelada, adentro de la heladera...

Mi: o con las cosas fuera de lugar en la heladera!

Ella: o con el shampoo destapado en la bañera...

Mi: o con el rollo de papel higiénico mojado adentro del bidet…

Ella: o la toalla húmeda arrugada en el palo de la cortina del baño...

Mi: o con el cable enredado de la afeitadora...

Ella: o el dentífrico destapado y presionado por la mitad...

Mi: o los calzones tirados en el bidet!!!!!!!

Ella: o los dedos negros marcados en la puerta del baño luego de dos horas de haber leído el diario (en el baño, obvio)...

Mi: o el charquito que me moja los pies al entrar al baño, porque quedó goteando la ducha y salpicó afuera...

Ella: o las medias hechas "bollito" al costado de la cama...

Mi: o la cafetera chorreando sobre el tender...

Ella: o la remera llena de agujeros que tenés que lavar, tender, sacar del tender, planchar (o no), doblar y guardar, cuando que vos esa remera no la usarías ni para limpiar los vidrios...

Mi: o la camisa nueva (no tuya, obvio) que se manchó con el café de la cafetera que chorreó sobre el tender... y la sonrisa de "todo bien".

Ella: o la camisa (tuya, obvio) que se arruga dentro del placard cuando guardan, por una vez en su vida, el jean que usaron la semana pasada...

Mi: o con todo el resto de lo que estaba en el tender cuando, por una /puta/ vez en la vida, "guardan" todo porque vienen visitas... que se te caerá encima más tarde cuando busques la camisa nueva (tuya, obvio) para plancharla para mañana...

Ella: o con el control remoto de la tele y/o de la compu y/o del apple TV y/o del home theatre y/o del aire acondicionado, ponele.

Mi: o el "puj pujjjj pupupupupuuuu puuuujjjjjj" del nuevo jueguito que tiene la compu... (mientras intentás escribir, o hablar, o dormir, o dormir a los hijos, o ver la película, o pensar en algo)

Ella: o los auriculares en las orejas cuando tratás de decir algo...

Mi: o con cualquier cosa en la cabeza cuando intentás agendar un evento, una cita con un médico (que probablemente ni
sea para vos), o coordinar la mañana de mañana (y que, por no haber podido interceptar tu propuesta, será caótica y malhumorada)...

Ella: o la respuesta automática si, si, si... a cualquier cosa que le digas, cosa que, por supuesto, jamás recordarán porque no lo escucharon nunca...

Mi: o la cara de culo del momento en el que se enteran que sí tienen que hacer eso a lo que dijeron que sí en automático...

Ella: o la cara de sorpresa por la novedad, porque recién la escuchan...

Mi: lo que no es novedad es que, viendo las camas revueltas, me dan ganas de deshacer el camino que me trajo hasta acá, patear todo lo que quedó tirado fuera de su lugar, y ser sola un rato!!





Lost en Youtube.

Desperate housewives

El otro día leí una nota en la que comentaban que Doña Petrona había elaborado un plan para que la mujer se organizara de manera tal que al cabo del día hubiera dado vuelta la casa y todo funcionara como una orquesta. TE-RRI-BLE!!! (Leela, no tiene desperdicio). Aunque quizás funcionara en esa época, si Ella tuviera que hacer tooooooooooooooooodo eso ahora y además trabajar 9 horas y viajar 3 necesitaría días de 48.

El punto es que la única forma que encuentro para que la casa “corra sobre rieles” es ser el director de esa orquesta y eso me cuesta, además de una bronca bárbara, alguna que otra discusión semanal, cruce de miraditas de “mamá está loca” y la pregunta de “para qué me casé”. Suerte que por lo menos esa respuesta la encontramos seguidito…

Puede ser que esté loca como piensan, puede ser que sea TOC como dicen, pero mis pequeñas obsesiones cotidianas me sirven para reemplazar al robot que imaginaba Doña Petrona. Y así, les hago guardar la ropa para lavar en bolsas diferentes según se trate de ropa de niños, de ropa blanca, delicada, negra, de color, o de cocina. Cuando lo hago, no puedo evitar recordar que me río de tus cubiertos ordenaditos tenedor con tenedor, cucharita con cucharita, cuchara sin cucharón. Estaremos CLA-SI-FI-CA-DAS? Y tengo un pizarrón en la cocina con el listado de comidas para asegurarme de que coman carne, cereales, verduras y pescado en su justa medida y armoniosamente. Casi como tus esquemas semanales para organizar tus comidas, las de él y las de la pequeña-Mi incluyendo vianda, desayuno, merienda y alacena del laburo. Seremos MA-NI-A-CAS? Y en el armario de los productos de limpieza hay una lista de stock con lo que hay y lo que falta para que sea más fácil organizar la lista del super. Igual que tu alacena de los envases cerrados separados de los envases abiertos. Y en casa los juguetes se guardan cada uno en su caja: los autitos con los autitos, los rompecabezas con los rompecabezas, los ladrillitos con los ladrillitos. Y las medias en el cajón de las medias, y las remeras en el estante de cada quién, y el azúcar lejos del jabón y la lavandina fuera del alcance de los niños. Así y todo, no es tan terrible como tus perfumes: los de verano separados de los de invierno, los altos atrás, los bajitos, adelante. Disculpame pero eso para Ella es too much, a pesar de que compartimos la terrible chifladura de ordenar en las billeteras “cada San Martín con su San Martín”.

Todo eso es el hazmereir de unos cuantos y el hazmellorar de Ella, pero la ropa está lavada, la comida preparada sin repetir y sin soplar, nunca se me pierde un billete y las compras se hacen en un periquete (por Internet, obvio).

Claro, eso revienta. Algún día revienta. Porque Ella es obsesiva, pero no es una máquina. Y cuando explota, salpica. Cuidado, algún culpable va a sangrar.


Desperate housewives en youtube.

viernes, 1 de octubre de 2010

Re: Mi Buenos Aires querido...


Te leo y, además de ponerme nerviosa, pienso: cómo extraño el transporte público, la puta! Yo sí tenía la suerte de volver siempre sentada. Al menos el 98% del tiempo perdido en viaje lo dormía babeando impúdica.
 A Mi me gusta vivir en la loma del orto. Lo que no me está gustando mucho es atravesar todo el cachete de ese orto. Porque a Mi se me ocurre que si para hacer el mismo viaje que en “hora no pico” hacés en 35’a la hora de ir a trabajar te toma una hora y cuarto entonces deberíamos salir una hora y media antes de la hora de entrar al trabajo. No?
No, obvio. Una hora y cuarto va a llevar el viaje sí, y sólo sí, ningún motociclista habilidoso fue a parar debajo de un auto y medio acceso oeste avanza a paso de tortuga de chocolate derretida bajo el sol. Además, vas a tener que sumar la posibilidad de que haya alguna salida cortada y debas pasarte para después tener que retomar. En realidad es azaroso lo que lleve viajar. Pero un “azaroso “que siempre redondea en “tarde”, me captás?
Ya probé salir a las siete y media y hay tráfico. Y probé salir a las siete y hay más tráfico. A las ocho menos cuarto, a las ocho y ocho y cuarto. Hay muchísimo tráfico.
Ni hablar de intentar estacionar el auto cuando llegás. Porque llegar hasta ahí te costó un huevo y de pronto no sirve para nada. Para Mi el auto debería ser descartable, plegable, no sé. Porque nueve menos cuarto, nueve y media, diez, encontrar un estacionamiento con parquímetro es un sueño inalcanzable en casi cualquier vereda porteña. Pagar la estadía de un garaje: un choreo. Generalmente la única opción termina siendo dejar el auto en la reserva. De la reserva de costanera sur a San Telmo, caminando todo el otro glúteo. Y, ahí tenés que sumarle otros veinte minutos. Olvidate, tipo once cuando salgas de la reunión yo estoy ahí. También almuerzo en el escritorio pero ni preguntes por el tupper.
Y a la hora de partir, desandando caminos, me tocará salir del puerto si los camiones me dejan, atravesar media capital para buscar a la hija por el jardín y volver a San Telmo para buscar al marido que sale una hora más tarde. Subir a la autopista… para volver a avanzar el mismo trayecto que recién hice ida y vuelta en una hora (récord) pero ésta vez demorando el doble y a paso de tortuga de plomo. Y todo el resto del viaje, peajes con bocinazos incluidos, esperando el regreso a casa para sacarme los zapatos y andar descalza por Mi pasto, ese que hace que valga la pena la excursión diaria por las nalgas del mundo.
(Aunque caminar descalza por el pasto sea para colgar la ropa en el tender, porque después siempre queda bañar a la hija, preparar la cena, preparar la vianda para que se descongele en el camino de mañana. Y jugar al GPS erótico, por supuesto!)

Mi Buenos Aires querido...

Ay, nena!!! Ella acaba de llegar. Tarde. Y no te veo en el escritorio, así que supongo que llegarás más tarde aún. Ya no sé cómo viajar. De Libertador y General Paz hasta Puerto Madero, al fondo, por no decirte en la loma del orto, es una hora y media de viaje. Busqué varias alternativas combinando bondi, tren, subte y a pata, como si combinara cartera con zapatos y me quedé con el bondi. Bondi sólo. Parada en promedio la mitad del viaje por $1,25 es negocio. Sólo le tenés que sumar dos pares de medias semanales por pisotones, enganches con mochilas, etc. No sé por qué mi vieja no me dejaba subir al samba en el parque de diversiones, seguro que era menos peligroso que  mantener el equilibrio ante frenadas y maniobras varias del 130 usando una sola mano para sostenerte. La derecha, ponele. Del lado izquierdo llevás la cartera, el portafolios y la bolsita con el tupper. Si claro, el tupper. Porque viste que el INDEC dice que la inflación siempre es del orden del 1% mensual, pero en Puerto Madero no lo saben así que también contá el tupper.

Si no te sentaste antes, en Facultad de Derecho te sentás. Ella ya tiene la habilidad de ir mirando qué leen los que van sentados y pararse donde están los del código. No el de honor, porque ese ya no se usa... El civil, penal, no sé... esos libros enormes e incómodos que leen los abogados. Si encuentro uno con eso grandote en la mano (con el código, digo), no me muevo de ahí hasta que se baja y voy sentada, con la cartera, el portafolios y la bolsa sobre las piernas. Es buenísimo sentir cómo se te va descongelando el tupper. Retiro. Esto es lo mejor. Cinco cuadras, veinte minutos. Primero cortaron Libertador para hacer la bicisenda. Quedó buenísima. Ojalá pudiera ir a la oficina en bici, pero en tailleur y tacos, no da. Terminaron la bicisenda y la anularon, porque se pusieron a hacer el subte. Un subte nuevo entre Retiro y no se qué para descongestionar. Para descongestionar el subte supongo, porque por arriba está peor. Después viene el Ministerio de Trabajo y luego el Luna Park y siempre hay algo, un recital, un acto político o una celebración religiosa. Y lo mejor es cortar. Alem, qué van a cortar... si no pasa nadie por ahí. Si safaste no festejes, todavía no llegaste a casa de gobierno. Digo yo... el presidente de turno, no puede usar el helicóptero en un horario que no sea el de hora pico que todos los días o de ida o de vuelta Ella se tiene que fumar la custodia desde la rosada al helipuerto? Y para terminar tenés la CGT. Paladín del corte, el petardo y el bombo orquestado.

Y la vuelta? Parece que por la tarde la ciudad desborda, es como un hormiguero que se inunda. Es que todo el mundo vive del otro lado del mapa? Por qué no nos organizamos e intercambiamos así cada uno trabaja cerca de su casa? No sé, algo así como el baile de la escoba, no? Paramos la música y cambiamos. Las tardecitas de buenos aires tienen ese qué se yo, viste? Una delicia. En cualquier momento salgo con medio melón en la cabeza y una banderita de taxi libre levantada en cada mano y no se pregunten por qué.

Bueno… no llegaste y me tengo que ir a una reunión. Hoy almuerzo en el escritorio, eh? Recupero la llegada tarde.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Ella cocina

Digamos que Ella no cocina, Ella experimenta. Y en el laboratorio no puede faltar la compañía mística de la música y la inspiración que una buena botella puede dar, sobre todo si lo que preparo es la cena. A Ella le gusta cocinar. Y cocinar se vuelve un remanso, un refugio ideal para abisagrar el día. Te diría entonces que mi paso por la cocina es visceral. La mise en place en mi mesada comienza con un torrente de emociones personales, y a partir de ahí sumo texturas, aromas, colores, sonidos y sabores. Y como bien dice Benedetti en su excelente “Estados de ánimo”
...unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas...
Resulta entonces que llego al sábado agotada, sintiendo que toda la semana fue lunes y no hay nada mejor que cocinar con todos los músculos y descargar la bronca en una buena masa:

Pizza rellena con lomito ahumado
y mozzarella en hebras.
Cerveza muy fría. La trova cubana.

También puede ser que tenga un día de esos que no todas cuentan, de esos en los que una se siente viva, y cocino con todos los sentidos:

Ojo de bife con salsa de ciruelas.
Batatas fritas.
Chardoney en la copa. Miles Davis.

De vez en cuando (muy de vez en cuando) tengo un día zen. Equilibrada. Verde. Armónica. Y cocino con el espíritu:

(Para escuchar bajo la luna. Dale play sólo si tenés ganas de soñar)

Wok de vegetales, pollo y arroz yamaní. Sauvignon Blanc. La fusa.

Algunos días estoy exultante. Esas jornadas en las que todo te sale bien, desde el mañanero hasta que llegaste a casa y los chicos no estaban viendo tele pasando porque el jefe no fue a trabajar y bajó diez centavos el kilo de carne. En esas ocasiones, cocino con el corazón, con todas las ganas, y sale un elaboradito que trae besos y platos casi lamidos:

Bifecitos de cerdo con salsa de queso azul,
verdes con aliño agridulce. Merlot. Piazzola.

Otras veces, la mayoría de las veces, entro a la cocina rebelde, con la sangre bullendo, el ánimo al natural y pongo el alma en el horno. Auténticamente Ella:

Bruschettas de jamón crudo.
Tarta rústica de cebollas moradas.
Syrah. La Joplin, obvio. Pappo, en su defecto.

Y a veces, como hoy, cuando a decir de Benedetti Ella está como “un árbol con las últimas hojas”, mi marido agarra el auto y trae unas hamburguesas con olorcito a yanquilandia en cajita feliz con juguete de colección al tono. Deja muy contentos a los niños. No lava platos y se queda muy contento él. Y para que no me enoje por el consumo ocasional de comida chatarra, prepara un fin de fiesta para cuando los chicos se duerman y dejarla contenta a Ella también... Estemmm... ahora vuelvo. Voy a ver si tengo un Merlot para mañana.